Sobre la mesa

En las conversaciones importantes, solemos decir todo: lo bueno y lo malo, los reproches y los agradecimientos, los recuerdos lindos y los no tan lindos, las mañas y los trapitos al sol. Lo único que no se menciona son los motivos de esa charla que queda desparramada sobre la mesa y sin limpiarse jamás.

Casi

Crecer también es reconocer que para acercarse al final del recorrido hay que animarse a dejar personas atrás aunque soltarle la mano sea lo más doloroso del aprendizaje.

La suma

Somos la suma de todas las veces que nos rompimos
y nos volvimos a armar;
la suma de todas las ocasiones que nos dijeron que no
pero también de las escasas oportunidades que obtuvimos el sí.